Colaboran:

Total de Visitas

037611

Your IP: 54.227.25.58
Server Time: 2014-07-26 11:09:46
SEAT había iniciado su actividad deportiva con la puesta en escena de la Fórmula Nacional 1430 en el año 1.970. Este trofeo monomarca debutó en el circuito del Jarama, con un gran éxito de participación, 27 coches en la parrilla.
Primero con el Seat 1430 y luego con el 124, el equipo dirigido por José Juan Pérez de Vargas logró en ocho temporadas siete títulos de pilotos y seis de marcas en rallys, amén de 40 victorias y dos títulos en circuitos. El primer Campeonato de España de Rallys fue conseguido por Salvador Cañellas con un SEAT 124 en el año 1972.
     
El coche protagonista de este articulo en el año 1.977 pilotado por Antonio Zanini obtuvo el Campeonato de España de Rallys. Era un auténtico prototipo, que por motivos de reglamentación, fue sustituido en la  temporada siguiente por el 131 Abarth. Es la unidad más rápida y eficaz que SEAT construyó del 124.

El motor está desarrollado a partir de un bloque FIAT de 2 litros, elevando su cilindrada hasta los 2.090 c.c. gracias al mayor diámetro de los pistones. La culata de 4 válvulas por cilindro, aunque estaba fabricada en España, era una copia de las Abarth, se trabajó al máximo en todos los aspectos de respiración y velocidad del flujo de gases, las válvulas de escape refrigeradas por sodio. Alimentado por dos carburadores Weber horizontales de 45mm, proporciona 210cv a un régimen sostenible de 8000 vueltas, pero también llegó a utilizar un sistema de inyección electrónica, Kulgenfisher similar al que se montaba en los 131 Abarth y BMW 2002 ti, pero el par motor que proporcionaban los carburadores, sobre todo en bajas, los hacían más propicios para rallys con poca adherencia, como el Montecarlo.
Se anunciaba una potencia de 210 cv, pero Zanini asegura que en el mejor de los casos se obtenían 190. Con un peso muy contenido de apenas 1.000 kilos, era muy competitivo frente a los Porsche 911, Lancia Stratos y Renault Alpine de la época.

El Grupo 5 incorpora la suspensión independiente trasera del Fiat 124 Spider Abarth, utiliza el puente trasero y a caja de cambios ZF de relación cerrada con 5 velocidades, de piñonearía recta y de relación cerrada, dirección de cremallera rápida (de tipo vuelta y vuelta), el diferencial posterior Colotti  de tipo autoblocante, tarado al 75% que proporcionaba una tracción enorme.
En palabra de Zanini, "Tenía un gran par motor, aunque en altos no tiraba nada, a pesar de tener 210 caballos de la época”. Trabajé mucho en su puesta a punto y resultó ser muy manejable, aunque su gran problema fueron los frenos. Con las victorias en los rallys 2000 Virajes, Cataluña y Costa del Sol logramos superar al Ford Escort RS de Beny Fernández y ganar el título".

El motor es potente, el coche es muy incómodo, la suspensión dura como una tabla. Conducir este 124 Grupo 5, no es tarea fácil, la dirección al no contar con asistencia resulta muy dura de accionar, la caja de cambios ofrece una relación muy ajustada y un manejo preciso. Los frenos delanteros equipaban pinzas de cuatro pistones Girling, y las traseras de dos pistones.

La estabilidad era lo mejor del coche, y si se observa con detenimiento se puede comprobar que la preparación es artesanía pura. Por ejemplo el sistema de arranque dispone de dos baterías con un total de 24 Voltios, para una mayor autonomía, monta un depósito de un SEAT1.500 en el maletero. Para aumentar la rigidez torsional la carrocería tiene las puertas traseras soldadas y lleva cristales de plástico en las puertas traseras. Lo más espectacular de este 124, son los prominentes aletines y la exagerada anchura de vías, que imponen los anchísimos neumáticos de 10 y 11 pulgadas montados en llantas Targa y su spoiler delantero que ayuda a refrigerar el motor y los frenos, su punto débil.
"Fue el último de los "taxis" (apodo cariñoso debido al uso de los mismos colores que los de Barcelona)", recuerda Antonio Zanini, su actual propietario.
El interior mantiene las bases del modelo de serie, pero a ello le suma una batería de relojes y botones para mantenerse informado y manejar correctamente el coche.
Además se consiguió hacer un modelo muy fiable que apenas rompía, y se convirtió en España en la pesadilla de los Rallys y de las demás marcas. Tanto es así, que en la famosa prueba Italiana se lo puso tremendamente difícil al resto de competidores, logrando el mencionado doblete, y llevando a Seat a la gloria internacional con sus "taxis" como cariñosamente se les llamaba en la época.

Hubo dos unidades, de las cuales una la conserva Seat en su museo, y la otra la tiene su piloto, Antonio Zanini, que la conserva como regalo de Seat por los triunfos conseguidos. Quien afirmó hace poco mientras conducía su "cochecillo", que con una dirección asistida, y unas llantas más grandes para colocar frenos más grandes, daría muchos disgustos a los coches de Rallys modernos. Y es que le dureza del conjunto, su rudeza y su enorme estabilidad, se lo pusieron difícil a muchos, y a otros tantos, imposible. En definitiva, por si alguien quiere uno, no están a la venta, pero la cotización es algo así como una hipoteca de 300.000 euros.
 
SEAT 124 / 2100 DE SUSO SPORT
Después de exponer un resumen de la historia del prototipo de SEAT grupo 5, le toca el turno a la réplica que ha elaborado Jesús Luján en su taller de la Atalaya de Guía- Taller Suso Sport.

La entrevista fue en la sala de maquinas de su empresa, inmerso en el olor a pintura y disolvente y viendo desde la oficina la joya de Jesús Luján.
Comienza expresando que “siempre me ha gustado este coche, lo conseguí por 400 euros a un señor de Guía”, estaba con un deterioro importante con falta de piezas como el guardabarros.
Se desmonta totalmente, se deja en la estructura de base, estaba podrido, se corta y repara el suelo, estructura del chasis, se monta los aletines. Inicialmente mi idea era de dejarlo casi de serie, solo con los aletines que antes mencioné con aspecto de grupo IV.

El siguiente labor era conseguir piezas para este modelo, así siempre que encontraba alguna, me la quedaba, tanto de carrocería como de mecánica, compré un motor entero. Ha sido tanto la pasión e ilusión que actualmente tengo material para montar 3 coches.
La cosa se va complicando, pasando por mi cabeza la posibilidad de hacerlo grupo V en vez de IV. Así con el tiempo, se aligera, se hacen piezas en fibra y fibra de carbono, teniendo como meta hacer una replica del coche de Zanini del que alcanzó el podium el rally de Montecarlo en el año 1977.

Tuve que hacer un curso para trabajar la fibra de carbono a través de Femepa. Se modifica todo el interior, se monta el tablero del 131 Racing, se elimina todo lo de serie y se deja como coche de competición. Esto se acompaña de las mejora en llantas de 10 pulgadas con neumáticos 245/45.
En el motor se prepara con el cubicaje de 2100, pistones, camisas flotante, culata Abarth con delco arriba, 2 carburadores Webber de 45mm, grupo corto, se refuerza la parte trasera del puente con 8 barras de sujeción.
Todas las piezas se desmontaban, se chorrea, se pintaba y de nuevo a montarlas. Se adaptan los frenos gordos del Fiat Uno turbo, mientras los traseros son de serie.
Bomba de freno de competición, deposito de combustible central. Amortiguación Selex de competición amarillos.
 
Se retrasa el asiento del conductor para tener mas centrado la distribución de pesos, teniendo que adaptar las piezas a la nueva ubicación. Se monta dirección asistida eléctrica de un Citroen Saxo con alargamiento de la caña de dirección y pedales, etc.

La tortillería es toda nueva, el coche se ha rehecho al 100%. Como el tablero con 0 km. Sus prestaciones la podemos estimar en una velocidad punta de 140 km/h, con unos 180 caballos en 800 kilos.
La participación de esta joya será para la Regularidad Sport de montaña, queda mucha trabajo por hacer, teniendo que transmitir y compatibilizar estar mejoras a la carretera. Al ser tan de competición no es factible para rallys de regularidad, el motor no esta adecuado para las medias de regularidad, date cuenta que tiene árbol de levas de competición por lo que precisa de ir alto de vueltas para trabajar de forma óptima.

Baquets, cinturones y barras de la firma Iresa, se modifica las puertas y se sueldan como el de Zanini, los cristales son enteros como si fuera un coupe. Salida de escape lateral de 50mm, pintada de Seat Sport, de color naranja con bandas negras, con sus principales sponsor como CS, Michelin, de la época, etc.
 
Su valor sin tener precio de venta, estaría según mercado en 60.000 euros, como mínimo, recuerda que antes de empezar había ya 6.000 euros en piezas.
Si la comparamos con el otro protagonista, hay aspectos que se queda por debajo, como puede ser el tren trasero y la culata de 8 válvulas, pero otros los supera como el material de fibra de carbono, frenos, puesto de conducción y algunos que otros detalles.

Cada vez nuestro parque de coches clásicos-deportivos va en aumento con joyas como este 124 grupo 5 que es el orgullo de su propietario y creador. Ya la semana pasada fue expuesto en la plaza de la Atalaya de Guía con el aspecto de una joya de muchos quilates.
Desde estas líneas comprometemos a Jesús a una prueba dinámica por nuestros expertos de Auto Classic.

VIDEOS